Una pareja súper tierna que disfrutó al máximo su boda íntima.

Nos encantó formar parte de su gran día. Un amor bonito que quisieron compartir con sus familiares y amigos más cercanos. Mitschell y Erick se preocuparon por cada detalle único y especial para ellos. Y ni que decir del amor que tienen hacia su engreída.

¡Muchas felicidades!

Fotografía: Hans & Roxes