¡Boda de noche! ¡Puro corazón y cariño al tope!

Cuando dos personas deciden unir sus vidas, es motivo para celebrarlo a lo grande y ellos sí que supieron hacerlo. Carla, una novia con energía a mil y con una sonrisa infinita, lo que hizo que toda persona a su alrededor se contagie y disfrute de este día al máximo.

Junto con Luis Miguel y el pequeño Adriano hicieron de esta noche, una celebración perfecta. Resultado: Muchas risas, mucha fiesta y el gran placer para nosotros de planear cada detalle y compartir este día con gente linda! ¡Que la felicidad de esa noche, no termine nunca!

Fotografía: Lucas Vilanova Photography

Catering: Josselyn Alvarez