La boda de Michelle y Fabricio estuvo llena de color, full risas y sobre todo muchísimo amor.

Los novios aprovecharon el verano que tanto les gusta para realizar su boda, fue en Mejía, al aire libre para aprovechar el clima lindo.

Luego de la ceremonia religiosa hicieron una sesión en la playa…¡Las fotos quedaron demasiado lindas!.

Todos disfrutaron al máximo y bailaron a más no poder.

¡Felices de poder acompañarlos en este gran día!

Fotografía: Shoot Fotógrafos

Catering: Daniela Montesinos